11 Enero 1920 - 31 Mayo 2008





miércoles, 6 de enero de 2010

"MIS AMNESIAS...": morcilla criolla -capítulo31-


“……..Ser actriz, me ha dado grandes satisfacciones, pero también una vida llena de incertidumbres. Siempre pidiendo que no se acabe el trabajo y que si una puerta se cierra se abra otra para no morirnos de hambre. Con mi trabajo han ganado más los demás que yo. Cuando era joven soñaba con tener una vida sin privaciones y descansar cuando ya esté mayor, pero acá me encuentro con mis tristezas y mis ausencias haciendo reír a los demás.
Me siento reconocida que no es poco, pero nunca cotizada y eso es mucho. Reconocida por los pares, por los medios, por la gente en la calle que te grita cosas. Bueno la gente a veces es bastante grosera, el otro día un morocho me gritó desde un camión: “¡Chau roña!" pensando que era un piropo.
Una emoción grande fue cuando me mostraron una página del diario Clarín en la que se anunciaba el lanzamiento del canal Volver. Había cinco cuadritos de artistas con una foto en cada uno. Pensé que si habían seleccionado a estos laburadores por algo sería y ademas en todo lo que íbamos a cobrar por las repeticiones de los programas: aún lo estoy esperando. Por eso digo que con mi trabajo ganan mas los demás que yo, bueno yo y todos los actores. Pero pensándolo bien, aunque ya se sabe que laburo por necesidad, no se que otra cosa podría haber sido de mi vida. Como vendedora un desastre, como compradora un peligro, como estudiante una vaga. Tuve la suerte de trabajar en hermosos programas y muchas veces la necesidad de inventar en otros, porque los libretos eran un desastre. Durante unos cuantos años tuve un amigo travesti, cuando eso parecía una rareza. Era muy gracioso, obsesivo con la higiene y todo lo limpiaba con Amoniol. Una vez me dijo que el único trabajo que yo podría haber tenido además de cómica, seria en una fábrica de chacinados. Cuando ofendida la pregunté por qué me respondió: "Por qué va a ser... ¡por tus morcillas!".
Entonces me di cuenta de que el noventa por ciento de mi carrera la hice en una fábrica de chacinados haciendo morcillas. Metiéndole oxígeno a sketchs moribundos, hierro a pálidos libretos y calor a escenas que se enfriaban. En fin, habré padecido infecciones urinarias, problemas en la vista, presión alta y por qué no un poco de colesterol, pero gracias a Dios nunca estuve anémica."


El 31 de julio de 1994, el diario Clarín de Buenos Aires, publicaba en la página 9 el aviso de lanzamiento del canal VOLVER: “Un canal de cable, que reunirá a la familia argentina con los mejores recuerdos, con las caras queridas, con la risa, con la sorpresa de la primera vez. Argentina recupera su memoria audiovisual. Un acontecimiento que sólo el corazón entiende”
De las cinco fotografías del aviso a toda página había una sola mujer: Nelly Láinez.

2 comentarios:

  1. Me emocionó leer este parrafo escrito por Nelly Lainez.La conocí.Le supe escribir mis reacciones y emociones frente a su trabajo.Supe de sus tristezas, sus angustias y de ese ser"morcilla" laboral enalteciendo programas decadentes.Solamente ella concedía la saludable sonrisa de la que se contagiaba al escucharse ella misma de esa espontaneidad surgída de su particular ingenio.En un país mediocre no se recuerda los elegidos..Pobre Argentina.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Si te es posible deja un contacto al mail altosdearregui@gmail.com, para que te llegue la invitación al homenaje que se le realizará este año. Un abrazo

    ResponderEliminar