11 Enero 1920 - 31 Mayo 2008





domingo, 4 de octubre de 2009

BUENOS DIAS SU SEÑORIA -capítulo 10-




Ellos no estaban casados a pesar de que convivían desde
hacía mas de veinte años. Un día que necesitaba hacer un trámite en el registro civil de la calle Uruguay, la acompañé como testigo.
Todos le habían dicho que eso demoraría varios meses.
Tal como era de esperar nos perdimos y una hora después de tomar ascensores y descensores llegamos al despacho de un juez. A los cinco minutos se armó tal alboroto que nadie permaneció en su escritorio, se arremolinaron para saludarla. Ella mientras tanto se la pasaba haciendo chistes para hacerlos reír. Ya se sabe que un cómico que no es gracioso en cualquier lado, es un caracúlico: la Láinez sabia donde ser graciosa y donde caracúlica.
Al lado había un petisito de traje que no paraba de reírse, Nelly lo había tomado como de punto, le apretaba los cachetes todo el tiempo, lo palmeaba en el hombro, y cada tanto le decía "sos chiquito pero simpático". Demás está aclarar que entraba en confianza enseguida porque era su forma y no por molestar a nadie.
Como a la hora, se puso seria y preguntó:
-Che, acá hay mucha jarana, pero quien me va a hacer estos papeles de mierda que me tengo que ir a cocinar.
-Usía, se los va a hacer - dijo un lungo-
-Muy bien ¿y dónde está el Usía ese?
-Su señoría está al lado suyo -replicó el alto, mientras que con la mano señalaba al petisito-.
-Ah, pero si con Usía ya andamos como chanchos, lindo apellido tenés Usía - mientras lo seguía palmeando- vení tesoro ¡poneme el gancho que me rajo!
Y a los cinco minutos nos fuimos con la firma y el teléfono del juez, por si necesitaba algo.


(foto film AMOR A PRIMERA VISTA - con Lolita Torres)