11 Enero 1920 - 31 Mayo 2008





domingo, 27 de septiembre de 2009

NELLY - según Rodrigo Fresán - capítulo 9-


"Desconozco sus orígenes , su edad, su trayectoria profesional, sus pasados romances o si fue orgullosa poseedora de una vida apasionante.
Lo cierto es que a mí me apasiona Nelly Láinez y -a lo largo de las televisiones de mi historia- nunca dejé de interrumpir el implacable vals del zapping para contemplarla aquí y allá, haciendo siempre de ella, haciendo lo que mejor sabe hacer.
Por eso creo en Lelly Laínez como otros creen en Olmedo.
Creo en Nelly Láinez como factor de imprevisible caos creativo en la inocurrencia de cualquier programa cómico de por aquí.
Creo en Nelly Láinez como pionera. Nelly Láinez es la primera y original Chica Almodóvar.
Creo, estoy más que seguro, que Nelly Láinez es aquella hermana que los Marx siempre quisieron tener y todavía buscan sin siquiera sospechar que -por esas cosas de la vida,lejos de la Opera y de Casablanca- nació ,por suerte, una noche en la Argentina."

RODRIGO FRESÁN
Escritor Argentino.
Publicado en Revista Claudia,
Febrero de 1993.

"MIS AMNESIAS...": la vida en el mas acá -capítulo 8-




“....... ¿Por qué la gente ya no es tan espiritual?, vos deberías hacer algo barbudito, nos estamos matando entre nosotros. Y estoy muy contenta con ese don que me diste de poder comunicarme con el mas allá, bueno para vos, el mas acá. Te acordás cómo te hablaba cuando era chica, y qué iba a hacer si no tenía amiguitas y mama trabajaba todo el día. Si te habré enloquecido con mis cosas, che, incluso si hacía bien en ir a esa primera sesión de espiritismo. Yo creo que fue bueno, porque desde esa vez sentí que estaba llamada a eso y comencé a tener premoniciones. Lo que más me impactó fue cuando después de la muerte de papá, le estaba escribiendo una carta contándole lo triste, pobres y solos que habíamos quedado. Mientras estaba redactando la nota sentí una vibración en la mano y vi como él me contestaba y consolaba, que me quedara tranquila, que me ayudaría siempre. Las desgracias las superé con el espiritismo, porque me ayudo a sobrellevar el dolor de las pérdidas físicas.
Un día le estaba cortando el pelo a Hugo, tal como lo hacia con mamá y de pronto él me pregunto si ella había sido rubia y con rulos. Le conteste que si. Después me pregunto si ella me decía que tuviera cuidado de no cortarle una oreja ¡y eso justamente era lo que mama me pedía siempre!. Yo creo que soy médium escribiente, pero mi marido ve y oye. Muchas veces describe a gente y las personas reconocen inmediatamente a algun amigo, algún pariente.
El problema es que yo pienso en la buena fe y muchas veces me sentí defraudada.
Además no tiene nada de malo percibir cosas que otros no pueden o no quieren. Las personas que se fueron de este mundo siguen cumpliendo una misión ayudando a los que quedamos. Bueno cuando también creo que los seres buenos nos acompañan en nuestras alegrias y nuestras penas, más de una vez me parece escuchar las patitas del Miky dando vuelta por la casa. Mi amigo dice que esto de la muerte es como cuando uno tiene la television por cable y ve los canales que le mandan, pero también hay otros a los que uno no se abona y pese a estar no lo podemos ver. Para verlo hay que poner dinero y en el caso de la muerte para verla hay que pagar con la vida. Bueno para el caso es lo mismo con lo que sale el cable.
¡Cuantas personas del ambiente artístico vinieron a nuestras sesiones! La mas guaranga fue Tita Merello, llegó apurada porque necesitaba ir al baño y cuando salió dijo “ahí tenés, cagué, te dejo suerte” con el tiempo comprendí que la mierda no llena ninguna alcancía. Pero lo que me cayó muy mal fue un día que habíamos invitado a un médium amigo y había como siete personas que participaban. Al final se fueron todas y ninguna tuvo la gentileza de acercar con el auto a este buen hombre que tanto había hecho por ellos. Muy triste le dije a mi marido: "Fíjate como quedaron vacías las sillas, después de que obtuvieron lo que quisieron"... Pero él, que solo había observado, respondió que estaba equivocada, que las sillas no estaban vacías sino que habían sido mal ocupadas. Desde ese día el espiritismo fue nuestro consuelo privado y nunca más invitamos a nadie.
Nos visitaron mucho trayendo sus mensajes amorosos Julián Centella, el doctor Finochietto, y Alfonsina. Un día mi marido le pregunto a Alfonsina si le molestara que usara su apellido como seudónimo, porque el suyo es Morales, a lo que ella le dijo:
" Volaras alto, muy alto, y si en el vuelo pierdes alguna de tus plumas, te alcanzare una mía para que puedas seguir............."


(foto set de filmación con el director LEO FLEIDER )